Los préstamos entre familiares ¿una solución?


 


Los préstamos familiares tienen una gran ventaja y es que no hará falta que tengas que firmar papales y tramitarlos, especialmente con el banco. Intenta siempre que tus familiares ahorren, así como tú, para evitar situaciones incómodas en las que hagas frente a reuniones con los responsabes del banco, incomodándote a preguntas que pueden resultar bastante estresantes. 


Además evitarás los intereses, devolviendo únicamente la cantidad que les pediste. Una buena manera de devolverles todo más rápido es conseguir trabajos extras que te ayudarán a pagarles a la mayor brevedad. También podrás construir objetos en casa como los siempre peluches de lana, las camisetas estampadas o también los bolsitos de rafia.


Intenta siempre que haya un motivo real para pedir ese dinero y que sea algo que utilizarás en un bien común y cotidiano, algo por lo que siempre será bueno luchar. Ya que si lo pides por capricho, llegará un momento en que te acostumbrarás. ¡Las buenas finanzas e inversiones también son responsabilidad y orden! 



Publicar un comentario

0 Comentarios